in

María no detuvo la ayuda de Coca-Cola Puerto Rico Bottlers

Alberto de la Cruz, presidente de la marca, fue pieza clave en la recuperación y ayuda humanitaria de la Isla.

ALBERTO de la Cruz, presidente de Coca-Cola Puerto Rico Bottlers, fue pieza clave en las acciones de ayuda humanitaria que se extendió por toda la Isla a raíz del paso del huracán María.

El empresario, que lleva 22 años al comando de esta importante marca, incluso ideó un plan de ayuda previa al paso del ciclón, y ya tenía delineado las acciones que tomaría con los damnificados una vez pasara la tormenta.

Tales gestiones no son nuevas para De La Cruz, pues su carrera profesional la ha llevado de la mano de la filantropía, en terrenos tan diferentes como la salud infantil y el bienestar social en general.

Bien no había pasado el huracán María por la Isla, cuando De La Cruz había anunciado junto a su equipo de trabajo que la planta productora de agua de la compañía Coca Cola Puerto Rico Bottlers había duplicado su capacidad de producción de botellas, en un intento de suplir la mayor cantidad de agua potable posible a las comunidades.

“Va a haber agua en Puerto Rico. La planta está produciendo, y vamos a seguir el mayor tiempo que podamos. El jueves regresamos, no vamos a detener la producción y mucho menos de un producto tan esencial como es el agua. Nuestra gente va a tener agua en sus casas”, dijo el empresario dos días antes del paso del fenómeno atmosférico, cuando ya era inminente su entrada a la Isla, con una devastadora categoría cinco.

En un intento de hacer un llamado a la calma, De La Cruz incluso enfatizó que sus dos mayores competidores, Pepsi y Cristalia, también hacían su trabajo por hacer llegar agua a los ciudadanos.

Su visión y gestión iban por el rumbo correcto. Una vez el huracán abandonó la Isla, para los puertorriqueños fue un verdadero reto tener acceso a agua potable. Y fue cuando Coca-Cola Puerto Rico Bottlers entró en acción. El empresario destinó cientos de camiones para que distribuyeran el preciado líquido a través de la Isla, en especial, en aquellas comunidades que habían quedado con los accesos limitados.

Este plan de distribución había sido previamente delineado por el empresario, quien ya tenía convocado al cantante Tito “El Bambino” para que los acompañara en esta gira de ayuda. Otros artistas, como Bryant Myers, Ñengo Flow y Joseph Fonseca también se unirán a la iniciativa. El grupo, tan solo en una primera ronda, hizo entrega de 10,000 cajas llenas de agua, algo que tras el paso de la tormenta parecía ser oro.

Pero hubo un sector que también fue muy afectado y que, aunque no tenía que ver con su área, el empresario abrazó: el suplido de gasolina.

De La Cruz fue uno de los primeros empresarios en llegar hasta el centro de comando del gobierno tras el paso del huracán para ver de qué manera podía aportar a resolver el problema de suministro de diésel y gasolina.

Una vez en comunicación directa con el gobierno, el empresario se unió a otros colegas para crear su propia cadena de suministros y aliviar así, de alguna manera, la extensa demanda que había a días del paso del huracán.

Coca-Cola Puerto Rico Bottlers, además, donó cientos de miles de bebidas, cientos de paquetes de alimentos y suministros a los residentes locales, así como a organizaciones sin fines de lucro locales. Además, la planta de producción de Cidra donó diariamente más de 75,000 litros de agua purificada a los residentes de la ciudad a través del centro de ayuda de FEMA.

“Como una empresa local que sirve a la comunidad local, nos comprometimos a hacer todo lo posible para ayudar a nuestros empleados, clientes y vecinos a volver a sus vidas normales lo antes posible”, expuso el empresario, cuya visión fue siempre ayudar a la comunidad que ha hecho de su marca la líder en el país.

Sumado a ello, De La Cruz fue uno de los empresarios que aportó dinero para dar inicio al esfuerzo Unidos por Puerto Rico, entidad que se ha dedicado a repartir de sus recaudos entre diversas organizaciones sin fines de lucro para que llegue la ayuda a las comunidades más necesitadas.

“Nos hemos asociado con el esfuerzo de ayuda de la Primera Dama en Puerto Rico para obtener miles de generadores que serán donados a pequeñas empresas, bodegas, farmacias y clínicas para que puedan reanudar o extender las operaciones diarias”, dijo, a días de haber extendido su mano al gobierno para poner a la Isla en marcha tras el paso de la tormenta.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alberto de la Cruz

Alberto de la Cruz: mucho más que un líder empresarial

Alberto de la Cruz

Alberto de la Cruz con el Arte Latinoamericano en los EE.UU